Internet: “sólo sé que nada sé”

17 Mar

flickr.com

Es verdad que ahora el Internet está al alcance de nuestras manos y que sólo con un click podemos acceder a una cantidad impresionante de información, incluyendo fotos, audio, videos y todo lo que necesitemos para realizar un trabajo, una investigación o simplemente entretenernos.

En el caso del periodismo esto no es solamente beneficioso, sino absolutamente necesario por todos aquellos campos en los que incursionamos y tratamos. Por ello, el Internet debe ser nuestro mejor aliado y debemos manejarlo a la perfección, al igual que sus herramientas, si no queremos quedarnos detrás de las nuevas generaciones que nacen en este mundo digital.

Al leer apenas el primer capítulo del libro Herramientas Digitales para Periodistas de Sandra Crucianelli,  nos damos cuenta que no sabemos nada o casi nada acerca del Internet; que no hemos abierto los ojos ante este mundo alucinante ni nos hemos internado en el ciberespacio para conocer todo acerca de todos los temas, como debería hacer un buen periodista.

Porque la Web se ha convertido ahora en una plataforma que básicamente puede “comprender” las necesidades del usuario y ayudarlo, facilitarle la vida.

Sin embargo, debemos tomar ciertas precauciones al momento de utilizar y discernir la información que se nos presenta. Por ello debemos tener en cuenta ciertos parámetros y criterios al momento de buscar, para valorar y clasificar adecuadamente todos los datos que llegan a nuestras manos.

La práctica desarrolla habilidades y como sucede en todo aspecto de la vida, a medida que lo vayamos utilizando con mayor frecuencia, iremos descubriendo infinidad de herramientas y aplicaciones que facilitarán nuestra búsqueda y nuestro trabajo será más completo. Así también optimizaremos nuestro tiempo al ser capaces de arrojar menos resultados, más útiles y poder interpretar con rapidez si el enlace hallado nos servirá o no, sin necesidad de abrir la página completa.  Igualmente, el aprendizaje en la lectura de imágenes y las herramientas como el recorte de dominios se van adquiriendo con la práctica.

Para facilitar y ampliar nuestra búsqueda existen lugares especializados como son los directorios, buscadores (tradicionales y visuales) y metabuscadores, los mismos que cruzan la información de varios buscadores y nos dan resultados más completos, un ejemplo de esta herramienta tan útil es el conocido Google (www.google.com) y un metabuscador atractivo es Copernic (www.copernic.com).

Debido a que lo importante no es el número de resultados sino la utilidad de ellos, debemos aprender a sacar el máximo provecho de los buscadores y para mayor facilidad aún, filtrar los resultados deseados a través de herramientas como la búsqueda avanzada para especificar parámetros como idioma, región, fecha, dominios e incluso formatos de la información que busccamos. Además, existen páginas específicas para hallar material en blogs, colecciones de imágenes, de videos, audio, libros, documentos de distintos formatos y otros tesoros de la web.  Otro vertedero importante de información son las páginas que permiten la recuperación documental, por ejemplo, cuando un sitio web desaparece, se ha roto su link o ya no tiene registros más antiguos del mismo, el mejor compañero es Archive (www.archive.org), una organización sin fines de lucro que se encarga de recopilar esta información aparentemente perdida.

Por otro lado, algo que sorprende enormemente es la existencia de la Deep Web o Internet profunda, que es un espacio al cuál no se puede acceder de manera fácil o solamente a través de buscadores para lo que se recurre a puertas de acceso como Internet Visible (www.internetvisible.com), que presenta una larga lista de bases de datos dividida en categorías.

Finalmente es importante validar los datos de la información hallada, mediante búsquedas del URL en otras páginas, observar claramente las fechas de actualizaciones y los autores de las páginas, pues puede llegar a ser una muy buena fuente, pero haciendo un buen uso del periodismo se la debe verificar, como a cualquier otra.  Por último, es recomendable conservar una copia de las páginas que nos han sido útiles y añadirlas a nuestros Favoritos o marcadores sociales.

Así estaremos listos para hacer el mejor uso y sacar el máximo provecho de la mejor fuente de información creada e impensada años atrás, el Internet, y dispuestos a formar parte de este agradable mundo, incluso con la creación de un nuevo medio digital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: